Saltar al contenido

Piernas curvadas: cómo corregirlas en los niños

Rate this post

Las piernas arqueadas en los niños, también llamadas Genu Varo, son una condición de la tibia que se desplaza ligeramente hacia afuera. Esto crea una separación de las rodillas creando un arco. La pregunta es, ¿puede corregirse este defecto?

Este tipo de postura es común en niños que están aprendiendo a caminar y tienden a proyectar su tibia hacia afuera. La buena noticia es que las piernas arqueadas son un problema fácilmente solucionable.

Se trata de una anomalía fisiológica ligada a la flexibilidad del sistema muscular. La mayoría de las veces, se desarrolla y se atenúa autónomamente con el crecimiento del niño, especialmente después de adquirir masa corporal que fortalece los huesos.

¿Qué debo hacer frente a las piernas arqueadas en los niños?

El primer paso es esperar y observar su evolución. En un gran número de casos, este tipo de enfermedad se corrige por sí sola.

Usted debe registrar con frecuencia el crecimiento de su hijo y tener cuidado con su desarrollo físico; para vigilar si la curvatura disminuye.

Si su hijo ya está caminando y la curvatura aumenta, es mejor consultar a un experto ortopédico. Llevar a su hijo a una serie de chequeos regulares con su médico determinará el tratamiento más apropiado para su condición.

Otra consideración importante es monitorear y evaluar los niveles de vitamina D, si son bajos, pueden causar raquitismo. Esta es una enfermedad que es una de las causas de las piernas arqueadas en los niños. Aumentar la dosis de esta vitamina, si está presente en cantidades bajas, puede ayudar a combatir este problema.

Uno de los tratamientos médicos recomendados son las rodilleras ortopédicas. Por lo general, se prescriben para niños que tienen las piernas arqueadas más largas de lo normal. Las rodilleras se usan para tratar al niño hasta que los huesos de sus rodillas se fortalecen.

Los zapatos ortopédicos son otra opción si su hijo ha cumplido 4 años y el problema no ha desaparecido. Este tipo de calzado sólo debe utilizarse bajo la supervisión de un médico.

Debe quedar claro que este tipo de tratamiento sólo se utiliza cuando el problema es muy grave, o si el niño también tiene otras enfermedades.

¿Se pueden prevenir las piernas arqueadas en los niños?

No existe una fórmula para prevenir este tipo de anormalidad, así como para evitar el raquitismo. Sin embargo, la práctica de buenos hábitos puede ayudar a evitar la curvatura de las piernas. Aquí hay algunas:

Exponga a su bebé a la primera luz solar del día, para que reciba una cantidad adecuada de vitamina D.

Evite la obesidad infantil.

Promover las caminatas cortas. A medida que camina, el grosor de sus músculos impide que sus rodillas formen el varo que arquea las piernas.

 

Las piernas arqueadas son frecuentes en los niños que aprenden a caminar, porque tienden a separar las rodillas proyectándolas hacia afuera.

¿Cómo corregir las piernas arqueadas?

Aquí hay algunas actividades diarias prácticas que puede aplicar para corregir esta condición.

  1. Atención a la postura al caminar

Lo primero que hay que hacer es ayudar al niño a caminar correctamente. Los padres deben asegurarse de que el bebé mantenga la espalda recta mientras camina, se sienta o duerme.

Cuando su bebé está a punto de dormirse, usted puede colocar una almohada pequeña debajo de su cuello y una debajo de sus rodillas para estirar su espalda.

  1. Hacer ejercicios útiles

Existen ejercicios beneficiosos para las piernas arqueadas de los niños. Por ejemplo, uno es acostarlos boca abajo y doblar las rodillas presionando sobre sus estómagos, hacerlo lenta y pacientemente. Otra práctica efectiva es usar una correa para unir las piernas y luego estirarlas.

O puede pasar un brazo por detrás de su cuello y agarrarlo con la otra mano, esto fortalece su espalda y alinea su postura al sentarse y caminar. Durante los ejercicios se recomienda cantar o contar cuentos para que el niño no se aburra.

Practicar pilates es una excelente opción. Ayuda a mejorar la postura y a fortalecer los músculos y las rodillas.

Del mismo modo, el yoga para niños es una técnica clave para mejorar la alineación y la flexibilidad de las extremidades. Para algunos niños adquirir una buena postura puede parecer difícil, pero es algo que puede mejorar con el tiempo y la práctica.

  1. Buena nutrición

La dieta debe ser equilibrada y natural. Es muy importante comer alimentos ricos en calcio, vitamina C y D.

  1. Masaje

El masaje puede ayudar a reducir las piernas arqueadas en los niños. Además de ser muy relajante, puede ayudar a fortalecer la espalda y las piernas.

En conclusión, como puedes ver, puedes actuar delante de las piernas arqueadas de los niños. Sobre todo es necesario que los padres se armen de paciencia y perseverancia para ayudar al pequeño. La prisa por ver mejoras no ayudará a nadie.