Saltar al contenido

¿Ideas para una cena rápida y sabrosa? Estos son nuestros consejos

Rate this post

La cocina saludable es lo mejor para el cuerpo. Sin embargo, es perfectamente normal encontrarse sin tiempo para cocinar platos elaborados. Hoy te ayudamos con 5 recetas perfectas para una cena rápida y sabrosa.

Para preservar el cuerpo, las comidas que tengo que preparar deben ser ligeras, saludables y nutritivas. Tendemos a dar más importancia al desayuno, pero en realidad todas las comidas son igualmente importantes para mantenernos sanos.

Sin embargo, es normal encontrarse sin tiempo para cocinar. Tener buenas opciones para preparar una cena rápida en los días de mucho trabajo puede ser útil.

Los niños consumen mucha energía durante esta etapa de su crecimiento. Una cena nutritiva les ayudará a recuperar sus energías y a descansar mejor.

Además, la cena debe ser ligera, especialmente si su hijo se acuesta inmediatamente después. A continuación, se presentan algunas buenas ideas para una rápida y sabrosa cena familiar.

5 ideas para una cena rápida y sabrosa

  1. Tomates rellenos

Se pueden rellenar con: atún, pollo, carne, cuscús y arroz.

Además de ser fácil de preparar, esta comida es muy nutritiva porque contiene vitamina C, útil para el crecimiento y reparación de los tejidos.

Un plato sencillo y divertido para preparar y servir. Tiene colores brillantes (como el rojo) que atrae la atención de los niños.

Cena rápida y sabrosa

  1. Ensalada Caprese

Este sencillo plato mezcla sabores increíbles que hacen que jóvenes y mayores se enamoren.

Para prepararlo se necesitan: 2 tomates, queso de mozarella, hojas de albahaca, aceite y sal.

Lo primero que hay que hacer es lavar y pelar los tomates y cortarlos en gajos. Luego repita el proceso con la mozzarella.

En un plato, alternar capas de tomate y mozzarella, una tras otra.

Luego lavar las hojas de albahaca y pasarlas con un poco de aceite de oliva y sal.

Añadir la mezcla al plato de tomates y mozzarella.

  1. Croquetas de atún y verduras

La mayoría de los niños rechazan el pescado. Por lo tanto, la mejor manera de incluirlo en las comidas es a través de diferentes preparaciones.

El atún contiene ácidos grasos y omega-3, que son esenciales para la salud del corazón y los vasos sanguíneos.

Acompañar el plato con verduras cocidas es la mejor opción, por lo que habrá diferentes matices para atraer al niño.

  1. Coliflor empanada

Para hacer esta receta se necesita: coliflor, 2 huevos, harina y sal.

  • Colocar la coliflor en una cacerola con agua y sal y dejar hervir durante 30 minutos. Antes de escurrir, tócalo con un tenedor para ver si está tierno.
  • Cortar la coliflor y mojar las flores en la harina.
  • Luego batir los huevos con sal en un plato. A continuación, colocar la coliflor enharinada en el huevo.
  • Poner un poco de aceite en una sartén y freír la coliflor empanizada.
  • Cuando estén doradas, estarán listos. Ponerlos en un plato y ya están listos para ser servidos. Esta receta tiene un alto contenido de fibra y un bajo contenido de grasa.
  1. Yogur con frutas

A todos los niños les gustaría comer más de un pastel en lugar de frutas y verduras. Lo ideal es combinar ambos. Esta es una de las recetas de oro para preparar una cena rápida y sabrosa.

Cena rápida y sabrosa

Para hacerla necesitas: 4 yogures bajos en grasa, 50 gramos de moras, 50 gramos de frambuesas, 100 gramos de fresas, 50 gramos de nueces y 75 gramos de azúcar.

  • Lo primero que hay que hacer es mezclar bien el yogur y luego dividirlo en 4 vasos diferentes.
  • Calentar 400 mililitros de agua y remojar las fresas, moras y arándanos.
  • Añadir el azúcar poco a poco para que se forme una mermelada.
  • Rellenar el yogur con la mermelada y decorar a gusto.

Consejo: Si no tiene yogur griego, puede reemplazarlo con yogur natural sin azúcar o cualquier otro lácteo cremoso que tenga en casa.

Estas son algunas de las recetas para una cena rápida y sabrosa; además de ser buenas son nutritivas para el cuerpo. Son buenos y fáciles de preparar.

Tenga en cuenta que a la hora de la cena también debe tener en cuenta las otras comidas consumidas durante el día. Para calcular el consumo de nutrientes de la mejor manera posible.

Se recomiendan porciones más pequeñas con bajo contenido de grasa. Si este no es el caso, se pueden desarrollar problemas con el equilibrio del sueño.