Saltar al contenido

Lactancia materna mixta: todo lo que necesita saber

Rate this post

Cuando se alimenta a un bebé con leche materna y leche de fórmula, hablamos de la lactancia materna mixta. Este es un método de alimentación elegido por muchos padres.

Aunque generalmente no es la primera opción de las madres, la lactancia materna mixta es la solución perfecta para muchas mujeres. La decisión a menudo está motivada por las dificultades derivadas del uso exclusivo de la leche materna o incluso de la falta de tiempo o leche.

Si no sabes de qué se trata, es normal que te preguntes: “¿Por qué elegir la lactancia mixta? Si sigues leyendo, encontrarás todas las respuestas.

Razones para elegir la lactancia materna mixta

Normalmente, una madre elige la lactancia materna exclusiva o la lactancia materna llamada artificial exclusivamente. La combinación de los dos métodos a menudo resulta de un problema con el primero. De hecho, la madre o el bebé pueden tener dificultades.

Hay muchas razones por las que una madre debe elegir la lactancia materna mixta para alimentar a su bebé. Podemos resumirlos en dos grupos:

  • Elección personal. Muchas mujeres han tenido una experiencia negativa con la lactancia materna y creen que es apropiado combinarla con la lactancia artificial.
  • Para el recién nacido. Sucede que algunos recién nacidos tienen problemas con la leche materna, por lo que necesitan complementarla con leche artificial.

Lactancia materna versus lactancia artificial

Uno de los momentos clave después del parto es cuando una mujer intenta dar a su bebé el pecho por primera vez. Aunque hay mucha información sobre el tema, este momento es único y diferente para cada madre.

El hecho de que el bebé no succione del pecho es a menudo una fuente de frustración para la madre. El problema es que cuanto más estrés hay, más difícil es amamantar. Ante esta situación, a menudo se decide utilizar la leche de fórmula para complementar o sustituir por completo la leche materna.

En cualquier caso, debes consultar a tu matrona para que pueda disipar cualquier duda sobre la lactancia. De hecho, estos problemas a menudo se pueden resolver fácilmente.

 En general, la lactancia materna es suficiente para alimentar al recién nacido. Sin embargo, la lactancia materna mixta o la leche de fórmula también desempeñan la misma función adecuadamente.

Cuando la lactancia materna no es suficiente

La producción de leche materna es diferente en cada mujer. Durante el último trimestre, el cuerpo se prepara para el momento de la lactancia. Después del nacimiento y después de la expulsión de la placenta, el cuerpo está listo para amamantar.

En algunos casos, puede ocurrir que la demanda de leche sea mayor de lo que la madre produce, o que el bebé tenga dificultad para adherirse al pezón. Estos problemas no permiten que el bebé se alimente adecuadamente.

Es normal que un bebé pierda peso después de nacer. Una vez transcurridos los primeros días, lo recuperará todo. Si esto no ocurre, pruebe la lactancia materna mixta y consulte a su pediatra.

“La maternidad es la profesión más importante de todas. Requiere más conocimiento que cualquier otro problema humano.

¿Es posible que la lactancia materna mixta fracase?

Por lo general, es el bebé quien elige el método que prefiere. De lo contrario, los padres tomaran la decision, para que también sea lo más cómodo para ellos.

No es un problema si el bebé continúa con la lactancia materna mixta. No se preocupe si su bebé no toma mucho de la mama o si usted lo complementa con un biberón. En algún momento, su bebé no podrá mantener ambos métodos. Por lo tanto, usted se verá obligado a tomar una decisión, ya sea que lo haga usted mismo o él.

Si nota que su hijo rechaza el biberón, pero quiere el pecho, esto es lo más normal. El vínculo del bebé con la madre es muy especial y se fortalece durante la lactancia. Si, por el contrario, elige el biberón, tal vez sea porque le resulta más fácil succionar la leche de la teta que de la mama.

Alimentar a un recién nacido es un acto que requiere una enorme responsabilidad que, a veces, puede ser abrumadora. Tenga la seguridad de que su hijo le mostrará el camino. Y sobre todo, póngase en contacto con los profesionales que están a su disposición para resolver cualquier problema y disipar cualquier duda.