Saltar al contenido

¿Por qué algunos niños nacen con mucho pelo?

Rate this post

Algunos niños nacen con mucho pelo, mientras que otros llegan al mundo con el pelo escaso… Intentemos dar una explicación a estos casos tan curiosos.

Uno de los mitos más comunes en el embarazo es la supuesta relación entre la acidez estomacal y la cantidad de pelo en el niño. No es raro escuchar a nuestras abuelas decir que si durante el embarazo sufrimos de una fuerte acidez, el niño seguramente tendrá mucho pelo. Afortunadamente, estos dos elementos ya se ha demostrado que no tienen correlación.

Si su bebé nace con poco pelo, no se preocupe. Cuando los bebés llegan al mundo, las fibras son muy delgadas y se desprenden poco a poco. Así que no te apresures a sacar conclusiones al respecto.

Según los expertos, la abundancia de cabello depende de factores genéticos.

El pelo de los recién nacidos es un misterio interesante, ya que todas sus características pueden cambiar. Al principio, el bebé puede tener el pelo claro u oscuro, pero puede tomar un tono completamente diferente a medida que pasan los meses. Del mismo modo, incluso si son lisas al nacer, pueden permanecer lisas o rizadas.

La herencia genética de mamá y papá efectivamente afectan al cabello del niño. Sin embargo, pasará mucho tiempo antes de que estén claramente definidos y usted sepa exactamente cómo será el cabello de su bebé. Mientras tanto, veamos por qué algunos niños nacen con mucho pelo.

¿Por qué algunos niños nacen con mucho pelo?

Hoy en día, no sabemos las razones exactas por las que ciertos niños nacen con mucho pelo. Sin embargo, los expertos insisten en que la genética es el principal factor responsable de la cantidad, distribución y tipo de cabello.

A esto se añaden algunos elementos raciales que tienen una influencia considerable. Por ejemplo, las poblaciones cercanas al ecuador al nacer tienen una mayor abundancia de pelo que las poblaciones del norte. Del mismo modo, difieren en textura, distribución corporal y densidad.

En general, los descendientes de los indios andinos tienen más vello corporal, mientras que las razas asiáticas y esquimales (regiones árticas de América del Norte y algunas regiones de Siberia) no suelen tener mucho.

La raza es un factor determinante en cuanto a las características del pelo del recién nacido.

Los folículos pilosos, que forman el pelo, se desarrollan a partir del quinto mes de embarazo. Todos estos pelos se caen casi simultáneamente durante el octavo mes, de modo que se hacen más fuertes, lo cual permanecerá hasta los seis meses de vida del niño.

En algunos casos, los niños nacen con una corteza de leche que provoca una mayor pérdida de cabello, que luego tiende a recuperarse, siempre y cuando el niño no padezca una enfermedad llamada dermatitis seborreica. En este caso, es esencial llevar al niño a un dermatólogo para evaluar y controlar la situación.

¿Cómo cuidar el cabello del recién nacido?

Nacer con pocos o muchos pelos depende, sobre todo, de los genes de mamá y papá. Sin embargo, el cabello de los niños merece una atención especial durante el baño: hay que usar productos de calidad y tratarlos con mucho cuidado.

En cuanto al champú elegido para nuestros pequeños ángeles, es importante que sea adecuado para su edad y tenga un pH neutro. Estos productos están diseñados para no dañar su delicado cabello, proteger el cuero cabelludo, irritar los ojos y ser hipoalergénicos.

Por otro lado, usted debe comprar productos con un aroma delicado, ya que los olores fuertes a menudo causan irritación y alergias a los niños.

El cabello del recién nacido merece una atención especial gracias a los productos adecuados.

Después de seis meses, si su recién nacido tiene mucho cabello, puede usar un acondicionador especial para ayudar a manejarlo fácilmente, hidratarlo y protegerlo. Después de bañarse, seque el cabello con una toalla suave para evitar infecciones micóticas en la delicada piel que cubre su cabeza.

Para peinarlos, entonces, hay que comprar cepillos con cerdas flexibles, que no le hagan daño. No pueden ser utilizados por nadie más para protegerlos de hongos y piojos.

Ya sea que los niños nazcan con mucho pelo o con pocos, siempre son tiernos.

¿Ante esta situación debo llevar a mi bebe al peluquero?

Lo primero que debemos preguntarnos es si somos hábiles con las tijeras. La cantidad de cabello que tenga el niño es indistinto. Si realizamos un primer corte y no nos queda bien, lo mejor es llevarlo a un profesional. La dificultad es muy alta ya que debemos conseguir que el niño o niña se este quieto, y debemos recordar que llevamos unas tijeras en las manos. Podemos probar con el socorrido YouTube o algún muñeco. Algunos niños se distraen mirándose al espejo, o haciendo muecas a través de él.

Debemos mostrar al niño mucha tranquilidad y paciencia, no debemos hacer un trauma del corte de pelo.

Si el niño comienza a ponerse nervioso debe ir rápido, aunque con mucha precaución, ya que podemos dejar al niño a medias.

SI decide llevarlo a la peluquería, córtese un mecho de pelo delante de el antes de ir para que vea que no es algo malo o doloroso.

Intente utilizar tijeras especiales para cortarle el pelo al niño ya que muchas veces levantan los