Saltar al contenido

20 cosas que sólo los padres de un niño de tres años saben

Rate this post

Hay cosas que sólo los padres de un niño de tres años saben y que los que aún no nos han alcanzado no pueden ni siquiera imaginar . Tener un hijo de tres años en la casa es como tener un terremoto que no se detiene todo el día, excepto cuando duerme.

Por cada madre que se preocupa por los conocidos “terribles dos años”, hay otras tantas que intentan sobrevivir los “tres años” menos conocidos, escondiéndose cada vez más en un rincón oscuro para contar los días que faltan en el síndrome del nido vacío.

En serio, no podemos negar que los niños pequeños son agotadores . Corren continuamente de un lado a otro y tenemos que tener cuidado de que no se caigan, no se pelen, no se golpeen, no se golpeen la cabeza.

Cuando tienen tres años, sus padres se golpean la cabeza… Sí, pero contra la pared, porque ya no saben qué hacer con el terremoto de su hijo.

Sigue leyendo, a continuación nos gustaría hablar contigo sobre algunas cosas que todos los padres de un niño de tres años saben . Y con quién se identificarán. No se pierda ni un detalle!

20 cosas que sólo los padres de un niño de 3 años entenderán

Un niño de tres años es un terremoto que sólo se detiene cuando duerme

  1. Ya puede controlar sus esfínteres, pero tiene dificultad para levantarse en medio de la noche para ir al baño. Resultado: colchones mojados con orina por la mañana.
  2. Cuando le dices que tome una siesta por la tarde porque sabes que le hará bien, llora y patea porque entiendes -de una vez por todas- que NO, él no quiere tomar una siesta por la tarde y que TÚ tienes que parar con esta historia.
  3. Comience a desarrollar buenas habilidades de negociación para conseguir las cosas que desea.
  4. Está empezando a dudar de que todo lo que se le dice sea verdad.
  5. A veces piensas que te odio, pero sabes que es sólo odio temporal.
  6. Lo ves leyendo -mirando las figuras de un libro y esperando que se lo leas por la tarde- cada noche es fantástico y te gusta pasar tiempo con él antes de que se duerma.
  7. Parece un ángel cuando duerme.
  8. Usted no sabe dónde esconderse cuando su hijo de tres años tiene un capricho porque quiere que le compre el último teléfono inteligente de la tienda. ¿Debe haberse acostumbrado demasiado a ver a los adultos escribir a máquina en sus teléfonos inteligentes?
  9. Insiste en querer comer solo como un “niño grande”, pero lo único que alimenta son sus mejillas y su ropa.
  10. Usted ha perdido la cuenta de las lavadoras que hace en una semana, o de toda la ropa que toca lavar a mano para salvarla de manchas insalvables.

¿Se han encontrado a sí mismos? ¿Entiendes lo que digo? Pero sigue adelante, estamos a mitad de camino…

Y otra vez

Un niño de tres años empieza a querer ser más independiente

  1. No quiere ir en el cochecito, pero al mismo tiempo no quiere caminar porque se cansa. El resultado es: “Mamá, ¿me estás abrazando?”
  2. La vergüenza que sientes cada vez que él dice: “Mamá, mi pequeña caca apestosa” en un centro comercial, rodeado de una miríada de gente.
  3. La hora de dormir no siempre es la misma… aunque lo intentes.
  4. Pedir cosas significa hacerlas, incluso llorar.
  5. “Irracional” es su segundo nombre.
  6. Su hijo de tres años quiere saber por qué está pasando todo esto. Y cuando te hace dos mil preguntas que empiezan con “¿Por qué…?
  7. Tener una conversación vagamente normal con un adulto si estás con un niño de tres años es una misión imposible. A veces te gustaría saber el lenguaje de señas para que puedas comunicarte sin gritos de fondo cubriendo tu voz.
  8. La adoras cuando viene a verte corriendo y te abraza delante de sus amigos de la escuela, diciendo: “Esta es mi mamá” o “Este es mi papá”. Todas las cosas malas de la vida desaparecen en un momento.
  9. Sus caprichos son peores que los que tenía cuando tenía dos años, pero ahora entiende más sobre sus propias emociones y las suyas también. Es bueno empezar a controlarlos.
  10. Quieres que haga actividades extracurriculares para divertirse y hacer deporte, pero déjalo en paz porque te das cuenta de lo caro que es todo.

La independencia de los niños comienza a los 2 años La independencia de los niños comienza a los 2 años De los 2 a los 3 años su hijo comenzará a realizar actividades solo. Esta autonomía no es más que uno de los primeros pasos hacia la independencia de los niños. Leer más “